jueves, 1 de noviembre de 2012

Otoño vintage

El martes amaneció un día gris, lluvioso y frío. De esos en los que te gustaría quedarte todo el día en casa pegado a una taza de te. Pero había que salir. Menos mal que tenía listo el coche. El caso es que me obsesioné con ponerme un vestido vintage bastante otoñal, ya que tiene un estampado bastante curisoso,  hojas verdes con alguna hojita amarilla. Estaba sola en casa y ya sabeis que las fotos del espejo van sin flash. Quedaron bastate oscuras y a punto he estado de no publicarlas, pero pensé que eran un reflejo del día en que se hicieron, gris y tristón. Así que ahí van. El vestido lo veis como una falda, ya que en este caso me puse un jersey encima.



El lacito que veis arriba es el cinturón del vestido, que me lo puse al cuello a modo de lazo. Vereis, el vestido tiene bastate escote y el cuello del jersey se veía triste sin nada. En la foto de abajo se ve un detalle.Me gustó el resultado, aunque era de esos días en los que dudada, no sabía si era una mezcla genial o directamente una horterada. Pero por lo menos se salía de lo corriente (en lo que a mi estilo se refiere).


Para terminar un abrigo calentito, un fular verde con flores de tela cosidas y un paraguas (que no sale en la foto).


Para terminar un detalle del vestido y no foto que me gusta al contrario de las anteriores.


Después de comer estuve en Alcalá de Henares en una reunión.  Al salir había dejado de llover y asomaban unos tímidos rayos de sol. Se había formado un pequeño arcoriris que fue como una sonrisa, me decía la vida no es tan gris.

2 comentarios:

  1. Claro que no lo es además hay que venirse siempre arriba. Al final hay siempre luz...

    ResponderEliminar
  2. Mola como te has puesto el cinturón :)

    ResponderEliminar