miércoles, 20 de junio de 2012

Un capricho

Yo, la reina de las gangas y mercadillos, la semana pasada me di un capricho, no uno pequeño, para eso está el Primark cuando estás de bajón. Hablo de un capricho de verdad, con alevosía y premeditación. El lunes de la semana pasada me fui al centro (Augusto Figueroa, Fuencarral, Malasaña) a comprarme unos zapatos para el día de la lectura. Era una alegría entrar en las zapaterías y ver calzado de todos los colores, amarillo, turquesa, fucsia, rojo...Después de unas cuantas vueltas y de no encontrar lo que quería, aunque me gustaba todo, entré en mi zapatería de cabecera, que por fin me he enterado que se llama Glo.

Allí me esperaban ellas, verdes con paltaforma y en piel. Tendré que tragarme mis propias palabras, pero estas sandalias son verde pastel (no llegan a mint pero casi). Su plataforma las hacía cómodas para aguantar todo el día con ellas puestas. Esa misma semana vi este reportaje en SModa.


















Una vez que me las probé saqué mi tarjeta para pagarlas y no sentí ningún tipo de remordimiento, aunque su precio era prohibitivo para mí. Ha sido un año muy duro y me las he ganado. Para mí ya forman parte de mi fondo de armario.







4 comentarios:

  1. Aunque el verde no es un color que me guste mucho.. son preciosos!

    Muchos mini besos de Collage Minimalista

    ResponderEliminar
  2. Me encanta ahhhhhhhhhhhh. Yo quiero unaaaaaaaaaaaaaa
    XXXXXXXXXXXXXXXXXXX

    ResponderEliminar