lunes, 7 de septiembre de 2015

#100 días en la vida de una madre#: Día 5

Uff, que difícil ponerme al día con las entradas aunque lo voy a intentar. Sábado intenso con madre y niña. Vereis, os cuento la visita a mi madre tenía como objetivo cumplir con una tradición familiar, participar en la ofrenda de flores a la Virgen de la Herrrería el sábado y en su romería, que se celebra el primer domingo de Septiembre.

Cuando era una niña me vestía de serrana, que es una de las variantes del traje tradicional castellano, y bajaba con mi familia para participar en esta romería. Actulamente no practico la religión católica, me gusta seguir con esta tradición y acompañar a mi madre en este momento, ya que ella si es creyente y practicante.

Por la mañana la pasamos haciendo recados y tomando el aperitivo en una terraza (mi madre y yo somos abonadas a esa terraza) Coincidió que Sara acaba de dormirse y pude disfrutar del aperitivo en paz. Y menos mal, porque l tarde que me esperaba era de órdago.

Volvimos a casa con Sara dormida en el carrito y me dio tiempo a planchar mi propio traje (que mi madre me hizo cuando tenía 13 o 14 años y que aún me vale) y comimos a las mil, a eso de las 4, cuando se depertó Sara.

Estuve recogiendo la cocina y la niña se fue a jugar un rato con mi prima y mis tíos y a eso de las 7, comenzamos el proceso a de ponerme el traje, ponérselo a Sara y estar pendiente de mi madre. Sara corría por toda la casa con el traje a medio poner y con las prisas mi madre se olvidó de su muleta. Después de la consabida tanda de fotos, a las 8.30 salíamos de casa con nuestro ramo de flores y llegamos a tiempo a la ofrenda, donde aún tuvimos que guardar cola, con la niña en brazos (no se estaba en el carro y se echaba a correr entre la gente) y mi madre sentada, pues aguanta poco tiempo de pie.

Para que contaros llegué a casa agotada y caí muerta en la cama.

Pero mereció la pena, por algunos momentos como mi madre peinándonos a las 2 y colocándonos el lazo...


4 comentarios:

  1. Hay que continuar las tradiciones, Sara recordará de mayor como haces tu estos día..
    Besos
    Raquel

    ResponderEliminar
  2. Jajaja. Qué mona con su lacito.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su madre también llevaba uno, pero en verde.

      Eliminar